El centre

El centre

Etiquetas psiquiátricas de trastornos inventados




En ese afán por clasificar, catalogar, medir, poner nombres, etiquetar... nos vamos deshumanizando más. La necesidad constante de que todo tiene que ser definido y sometido a unos parámetros establecidos y lo que no se ajusta a esas estadísticas tiene que ser re-ajustado. Tiene en el punto de mira en los niños y jóvenes a los que a más presión someten. Medidos, pesados, clasificados según estadísticas y etiquetados desde una visión científico- racional del que debería ser y poco humanista e integradora
Yo sin lugar a dudas hubiera sido etiquetada con más de un trastorno, los continuos viajes al pasillo y las advertencias que les hacían a mis padres cuando ponía en dtela de juicio al sistema educativo, aburrido, castrador, obsoleto que tan poco me aportaba y que obligaba a aprender cosas ilógicas, poco prácticas que poco o ningún interés despertaban a mi crecimiento como persona.
Si en aquella época el sistema ya era caduco no quiero ni pensar que sienten nuestros niños y jóvenes, que han dado un super salto cuántico. El mundo de las tecnologías les ha descubierto otras realidad, les mueven intereses muy alejados de los que en las aulas se les quiere inculcar y esa mentalidad provinciana para nada les aprisiona. Se sienten y son ciudadanos del mundo y viajeros estelares.
Para evitar cuestionamientos al “Statu Quo” (que como decía Lawrens J Peter defender el statu quo mucho tiempo después de que el quo haya perdido su statu); se impacienten, cuestionen o frustren sus objetivos . Son diagnosticados y medicados para mantenerlos quietos, concentrados, callados, sometidos al yugo del callar.
Con ese acallar, el alma sufre, se le niega que muestre su belleza, exprese su creatividad, que desborde alegría, muestre lo que siente, escuche lo que el corazón le dicta....
¿Qué se está haciendo? Si todos esos dones os asustan tal vez os corresponda a vosotros buscar el porqué y cómo solucionar vuestras carencias y no cortar las alas a quienes vuelan libres sin prejuicios y mostrándose y siendo desde la autenticidad y la libertad.
Me solidarizo con ellos y os recomiendo que la etiqueta que ya muy probablemente habéis preparado para mi os la pongáis en el...

3 comentaris:

Anna M ha dit...

Bravo Anna, me ha encantado tu artículo. Hay que acabar con los términos que etiquetan y hacen daño. Muchas personas se quedan con el estigma. Hay que cuidar dede la humanidad, como lo hacéis vosotras.

Milena

Bagué ha dit...

Muy buena reflexión, me gustaria compartir una reflexión sobre el sistema "educativo". Me pregunto como es possible que un sistema educativo se base, casi en su totalidad, en el pasado. Todo lo que se aprende es pasado, me pregunto como podemos formar a nuestr@s hij@os sin mostrarles como es el dia a dia para que mañana tengan la capacidad suficiente para conducir su propio crecimiento.
En cuanto a las etiquetas, considero que son un arma de destrucción masiva!!
Petonets!!!

Angeles ha dit...

Así es Anna, las etiquetas paralizan a los jovenes.
Aparte que no sirven para nada , pues no dan información, ni solución, ni aporta extrategias de intervención, na de na.
Un beso.